El primer generador de empleos del país

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México “Benito Juárez” está al límite de su capacidad, lo que provoca una desaceleración económica por no poder recibir más viajes tanto de pasajeros como de productos.

Simplemente en el primer trimestre de este año, se registraron 769 mil 907 turistas extranjeros que tuvieron como destino el AICM, un incremento de 7.5% con respecto al año pasado.

Debido a esto, el gobierno federal lanzó, dentro del Plan Nacional de Infraestructura, el proyecto para la construcción de un nuevo aeropuerto internacional que, en su primera fase contará con tres pistas de operación en una terminal que permitirán el movimiento de 550 mil operaciones anuales y 50 millones de pasajeros al año.

El “Benito Juárez”

Actualmente, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México transporta alrededor de 34 millones de pasajeros al año y es coordinado por la empresa de participación estatal mayoritaria Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), quienes tienen el objetivo de impulsar la economía, la protección, el turismo y la seguridad mediante la ejecución de acciones para la operación de la infraestructura aeroportuaria del Valle de México.

Este aeropuerto ha sido rebasado por el constante flujo de personas y mercancías que lo utilizan, ya que sus dos pistas de operación no simultánea no permiten superar el techo de 500 mil operaciones anuales.

Actualmente el aeropuerto Benito Juárez ocupa el lugar 49 en infraestructura aeroportuaria y 55 en competitividad, limitando el potencial crecimiento del país como una de las 15 mayores economías del mundo.

Sin embargo, el AICM genera 35 mil empleos directos y 15 mil indirectos, siendo un foco de crecimiento profesional en diversas áreas, desde sectores especializados en la industria aeronáutica, hasta servicios de cafetería o restaurantes.

Al día de hoy, el GACM ha invertido casi 6 mil millones de pesos en servicios y obra pública, generando empleos permanentes que promueven una mayor competitividad en el mercado, tanto para el personal que ahí labora, como para el aeropuerto, la ciudad y el país.

Pese a esto, la insuficiente infraestructura se ha hecho patente cada vez más, misma que pueden observar los usuarios debido a los constantes retrasos en vuelos o el tiempo de espera para aterrizar.

El nuevo aeropuerto, una oportunidad de empleo para todos

El gobierno federal, anunció el 2 de septiembre de 2014 que el nuevo aeropuerto sería el que presentaron en licitación pública, el consorcio compuesto por el arquitecto mexicano José Fernando Romero Havaux (mente detrás del Museo Soumaya de la Ciudad de México) y el reconocido despacho FOSTER+PARTNERS del famoso arquitecto aeroportuario Norman Foster.

Con una inversión mixta (pública y privada) el NAICM tendrá un costo estimado de 169 mil millones de pesos, en su primera fase; de los cuales 98 mil millones serán invertidos por el Estado y 71 mil millones por empresas privadas, generando alrededor de 160 mil empleos, simplemente, en su etapa de construcción, misma que se planea finalizar antes del año 2020.

Para la primera fase de operación, el NAICM tendrá tres pistas de operación triple simultánea, 118 plataformas y una terminal con capacidad para 50 millones de pasajeros al año y 550 mil operaciones anuales, sobrepasando la capacidad actual del Aeropuerto Benito Juárez.

Para 2020, fecha pactada para la finalización total del proyecto, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México contará con seis pistas de operación triple simultánea y dos terminales, ofreciendo la oportunidad de atender un millón de operaciones anuales y 120 millones de pasajeros cada año.

Para esta etapa, el gobierno federal ha hecho estimaciones de más de 600 mil puestos de trabajo directos.

Esto sin contar con las certificaciones que deberá obtener el nuevo aeropuerto para iniciar operaciones, mismas que provocarán la apertura de más fuentes de empleo desde 2016 hasta 2020.

Además de los beneficios indirectos como el fortalecimiento del ambiente de negocios internacionales, el impulso al turismo y al desarrollo, el mejoramiento de la conectividad para todo el país y la reducción en los costos de conexión con mercados regionales e internacionales (Europa y Asia).

Mientras tanto…

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha iniciado la primera etapa de licitaciones para las obras del NAICM, mismas que se publicarán entre septiembre y octubre de este año.

Al ser una obra de tal envergadura, generará un sinfín de oportunidades de empleo en la zona oriente de la capital, así como la oportunidad para empresas de distintos sectores de ser parte de la construcción de esta nueva obra, considerada como la más importante de la historia moderna en México.

Así, la empresa ICA ya tiene contratos por más de 9 millones de pesos para la construcción de caminos de acceso a la zona del edificio terminal, mientras el consorcio encabezado por la empresa neerlandesa Netherlands Airport Consultants será el encargado de realizar el proyecto ejecutivo de pistas, rodajes, plataformas y otras instalaciones.

Hub Latinoamericano

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se convertirá en el “Hub” de interconexiones aéreas de Latinoamérica, lo que posicionará al país como paso obligado de las conexiones aéreas de la región, de acuerdo con Ángela Gittens, directora general del Consejo Internacional de Aeropuertos.

Esto ocasionará la diversificación de empleos, tanto en el aeropuerto como en la capital del país, debido al constante y numeroso tránsito de extranjeros por suelo mexicano, generando mayores oportunidades de desarrollo profesional para los mexicanos.

Un Comentario para El primer generador de empleos del país

  1. Martin Gonzalez Luna dice:

    El proycto en general, me parece perfecto para la mayor movilidad que se requiere en el ambito aereo
    Pero un punto muy importante es la generacion de empleos que se dara, solo que una cosa se esta dejando fuera del tema. La generacion de empleos esta considerada para la gente joven hasta que edad? Yo con mas de 50 años de vida, ya no encuentro empleo y el principal obstaculo es este.
    Acaso no seria bueno considerar dentro de los convenios con las empresas, la contratacion de profesionistas con basta experiencia, aun y excedan los 50 años.
    Espero que alguien tome en cuenta mi comentario .
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *